Header Ads

El canciller, Roberto Álvarez, llama a la comunidad internacional a poner los ojos en Haití

Editorial

 


Nacional | Migración

Roberto Álvarez, ministro de Relaciones Exteriores, juzga crucial, para la evolución de los acontecimientos en Haití, la rapidez con que los países respondan a la solicitud de despliegue de fuerzas extranjeras para atender la crisis humanitaria en ese país.

Respecto al gobierno dominicano, indicó que seguirá haciendo todo a su alcance para “responder a la gravísima situación haitiana”.

Álvarez hablo al hacer de orador invitado en el almuerzo ayer de la Cámara Americana de Comercio.

“La solicitud pide fuerzas armadas bilaterales ofrecidas de manera voluntaria”, indicó el canciller, agregando que “los haitianos y los países que estén dispuestos a apoyarles aún tienen que determinar el marco legal internacional y aspectos operacionales nodales para el despliegue de estas fuerzas”.

De todos modos, el ministro de Exteriores advirtió de que “son los expertos ahora quienes tienen que decir, decidir, analizar y determinar con el Gobierno haitiano exactamente cuáles son las necesidades reales para poder lograr pacificar el país”.

Álvarez reflexiona ante la situación de gravedad social y política que abate a Haití, señalando que lo urgente ahora es “que vayan ya, lo más pronto posible”.

Destacó la atención que está recibiendo la República Dominicana a nivel internacional, bajo el gobierno que preside Luis Abinader, con la creación “de una nueva imagen para el país en el mundo”. “En algunos aspectos hemos excedido la visión del programa de política exterior que nos trazamos. En otros, aún nos falta un largo camino por recorrer”, aseguró.

Señaló que se hizo activismo ante todos los foros internacionales para sensibilizar a los actores de alto nivel, como al secretario general de la ONU y a varios representantes de países miembros del Consejo de Seguridad de la organización sobre la situación Haití. “Este activismo ha servido para que países clave consideren a República Dominicana, como un socio y aliado esencial para avanzar la agenda de paz y desarrollo en el país vecino”, afirmó.

Pero esta proactividad llevó a que la República Dominicana sea elegida como la próxima sede de la décima Cumbre de las Américas para el 2025. Este cónclave estará acompañado de la Cumbre Empresarial de las Américas, que reúne a los más importantes actores del sector privado del hemisferio.

(Listín)