Header Ads

Impacto por imagen de nube química sobre Ohio en Estados Unidos

Redacción


Internacional l Ohio

Ben Ratner y su familia aceptaron trabajar como extras en la película Ruido de fondo (White Noise), estrenada el año pasado y protagonizada por Adam Driver, en la que un accidente de tren libera una nube tóxica que provoca una evacuación masiva. 

Poco podía imaginar que algunas escenas de la película se iban a hacer realidad en su propio pueblo, una localidad de unos 4.700 habitantes del este de Ohio, cerca de la frontera estatal con Pensilvania. 

La noche del pasado 3 de febrero, un tren de la empresa Norfolk Southern de unos 150 vagones cargado con productos químicos altamente tóxicos descarriló a poco más de un kilómetro de su casa. Desde entonces, los habitantes de East Palestine viven una película de terror.

Las imágenes del lugar del siniestro son apocalípticas y la lista de productos que transportaba el tren pone los pelos de punta. Entre los tóxicos liberados, algunos son solamente cancerígenos. Otros se utilizaban como arma química en la I Guerra Mundial. 

El tren de carga viajaba desde Madison (Illinois) hasta Conway (Pensilvania). Se hallaba cerca de su destino, pero las imágenes de cámaras de seguridad han mostrado que arrastraba problemas al menos desde Salem, unos 30 kilómetros antes, pues se ven chispas y llamas en al menos uno de los vagones.

El tren descarriló hacia las 20.54 horas de la noche del viernes 3 de febrero tras atravesar East Palestine y justo antes de cruzar la frontera de Ohio con Pensilvania, por suerte en una zona apenas poblada, con lo que no hubo ningún muerto ni herido. Según la información actualizada este martes por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), como consecuencia del descarrilamiento, 38 vagones descarrilaron y se produjo un incendio que dañó otros 12 vagones. En total había 20 vagones con materiales peligrosos, 11 de los cuales descarrilaron. “El incendio posterior al descarrilamiento abarcó aproximadamente la longitud de los vagones del tren descarrilado”, declaró el sábado 4 de febrero por la noche Michael Graham, miembro de la NTSB.

Los investigadores de la Junta han identificado y examinado el vagón que inició el descarrilamiento. El vídeo de vigilancia de una residencia mostró lo que parece ser un cojinete de rueda en la fase final de fallo por sobrecalentamiento momentos antes del siniestro. El juego de ruedas del vagón sospechoso se ha recogido como prueba para su examen metalúrgico. La investigación sigue en marcha y se espera un informe preliminar en dos semanas.

Fuente: el pais