Header Ads

El ejército ucraniano se prepara para afrontar una posible fuga en la central nuclear de Zaporiyia

Redacción


Internacional l Ucrania

La reunión mantenida el pasado jueves en Nueva York a petición de Moscú por los 15 miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas deja ver que la situación de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia es 'crítica'. Este jueves, el secretario general de la ONU se reúne con Zelenski para abordar el riesgo de incidentes graves. Es urgente la adopción de medidas para evitar enfrentamientos armados que desencadenen una fuga atómica de grandes magnitudes. Además, las tropas ucranianas han realizado un simulacro ante una posible fuga en la central nuclear.

Rusia apoyó la idea de que una delegación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) viaje a la planta nuclear ucraniana antes de septiembre para realizar una inspección y verificar su estado. Kiev sostiene que los ataques a la central de Zaporiyia están siendo llevados a cabo por las tropas rusas con el objetivo de provocar un accidente nuclear y culpar de ello a las fuerzas ucranianas.

A su vez, el representante ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia denuncia que "los ataques criminales de Kiev contra instalaciones de infraestructura nuclear están poniendo al mundo al borde de una catástrofe nuclear comparable en escala a la de Chernóbil". Según señaló, los bombardeos ucranianos dañaron varios dispositivos importantes para el suministro de energía, se destruyeron tuberías, se incendió hidrógeno en el centro de distribución y quedó cortada una línea eléctrica de alto voltaje. Nebenzia, no obstante, reconoció que "el nivel de radiación en la central de Zaporiyia es normal por el momento", pero advirtió que, de continuar los ataques, "es cuestión de tiempo que se produzca un accidente grave".