Header Ads

Presidente en Villa Vilorio, Bárbara y Punta Cana atendiendo a la población afectada

Redacción

Nacional | Gobierno

Los estragos del huracán Fiona que incidió en la región Este y que dejó inundaciones en toda su extensión han alertado la preocupación del presidente Luis Abinader, incitando a cancelar su viaje a la asamblea de las Naciones Unidas para trasladarse a las provincias afectadas y así palpar los daños personalmente.

Aunque no es la primera vez que el primer jefe de Estado se dirige a esta región, cabe destacar que las mayorías de las veces que lo hecho encabeza actos turísticos en las zonas de Bávaro y Punta Cana ubicadas en la provincia de La Altagracia, principal demarcación afectada por las lluvias y vientos del fenómeno atmosférico.

Su reciente visita ayer se convierte en la segunda ocasión que asiste directamente al municipio de Higüey en este año, la primera vez fue a inicios de enero, cuando participó en la inauguración del templo de San Dionisio, luego dio un primer picazo del nuevo parque industrial en San Rafael de Yuma y a la inauguración de la subestación eléctrica el mismo día.

Mientras que en otras oportunidades presidió actividades en Cap Cana para participar en una reunión oficial del nuevo Hotel Margaritaville, un primer palazo para la construcción del proyecto hotelero Uvero Alto y participó en una junta agroempresarial en el Hotel Meliá en Punta Cana.

El Seibo, Hato Mayor y La Romana, otras provincias afectadas, también ha acudido en algunas ocasiones dejando inauguradas diferentes obras, encabezando actos de programas sociales y anunciando nuevos planes en beneficio de la población,  principalmente en el Seibo, donde prometió unos siete proyectos.

Ft (Listín)